Exitosa primera vez!

¡Hola amigos!.

Me llamo Juan y esto que les voy a contar es la historia de
mi primera vez.

Es todo totalmente real y seguro que muchos de vosotros
habeis tenido una primera experiencia parecida.

Yo estaba totalmente nervioso, para mí iba a ser la primera
vez que lo hacía, y el que ella fuera tan experimentada, una maestra, tan segura
y dominante, no me ponía las cosas mucho más fáciles.

Ya llevabamos un rato dandole vueltas al asunto cuando ella
me dijo:

-Me parece que ya estas listo, y este es el momento y el
mejor sitio; nadie nos molestará, así que no tengas miedo. Sólo tienes que
seguir mis indicaciones y verás como es fácil . Tú deja que mi mano te guíe y
veras como pronto encuentras la forma como meterlo suavemente, de una vez,
moviendolo poco a poco, y luego sacandolo y volviendo a meterlo cada vez más
rápido.

Yo estaba asustado, ella me guiaba y me decía:

-Ten cuidado niño!,¿no vez que no es ahí donde tienes que
meterlo?.

Parecía algo enfadada, quizás yo estaba siendo algo brusco.

Me miro sonriendo y me dijo: Juanito hijo mío aún no estás
preparado para meterlo ahí, es un sitio estrechito, y hay que tener mucha más
experiencia. No quiero que me hagas ningún daño.

Ella puso su mano sobre la mía y me dijo: Aquí, un poco más
arriba…, pero ten cuidado que también es estrechito. Pero verás como cuando lo
hayas metido cabe enterito y lo puedes mover todo lo que quieras.

Yo lo hice poco a poco, mirandola continuamente para ver si
ella disfrutaba como yo se lo hacía. Ella me sonreía y me decía : -Así, así mi
niño; y otras veces me miraba seria si volvía a ser demasiado brusco.

Yo lo sacaba y lo metía , me movía hacía delante y atras, lo
hacía cada vez más rapido, hasta que ya ví que no podía más. -Me voy, me voy ya
no puedo más.

Pero ella insistía :- Un poquito más , yo aún no estoy
totalmente satisfecha. Aguanta un poco y nos vamos los dos juntos.

Volví a meterlo rapidamente y ella decía : -Si,si,así, ya, ya
, que bueno.

Pare de moverme y ella me dijo sonriendo: Ha sido genial,
parece mentira que hoy haya sido tu primera vez.

-Gracias, pero todo ha sido gracias a tí.

-No digas eso….Bueno, ahora mi niño, sacalo despacito, muy
despacito…

Así lo hice. Ella se echó hacia atras un poco y encendió un
cigarrillo.

-Para ser la primera vez que intentabas aparcar te ha salido
muy bien. En una hora lo hemos hecho muchas veces y al final parecias todo un
experto. Tengo poco alumnos en la autoescuela de los que pueda estar tan
orgullosa.

-Si, pero es que el hueco era bastante grande, no se sí
hubiera podido aparcar igual en el primero que iba a intentar.

-Bueno niño, mañana seguiremos, aparca ahí mísmo.

-Vale profesora, hasta mañana!

-Adios mi niño, y sé mañana más puntual.

-Adios adios- le dije mientras miraba embobado como se
marchaba.

Share

Leave a comment

Your comment


4 − = zero